Trona IKEA: ¿merece la pena una trona tan barata?

trona ikea

IKEA es uno de los grandes referentes a la hora de vender artículos útiles para el hogar, y a precios que prácticamente no tienen competencia. Toda persona que se haya emancipado, ido de alquiler o montado su casa propia ha visitado, al menos, su web. Pero, ¿es igual de útil a la hora de tener un bebé y comprar tronas para niños? ¿Qué pasa con la trona Ikea?

En esta guía de compra analizamos las características, precio y opiniones de la trona bebé de Ikea.

Tronas para bebé en IKEA

La trona de bebé de Ikea es única y exclusiva, con unas características concretas y cuya funcionalidad se puede ampliar solo si incorporas los accesorios que le vienen bien, a la venta en la misma superficie. No hay trona de madera Ikea, trona evolutiva Ikea o cualquier otro tipo con el que sí suelen contar las grandes marcas del mundo del bebé.

Nos centramos en la Antilop, pero en IKEA tienes también la Langur, que no presenta ajustes suficientes como para ser considerada evolutiva, pero sí se puede usar como silla júnior.

Cuesta cerca de 80 euros, un precio quizás alto para las pocas funciones que presenta, así que nos parece más interesante centrarnos en el otro modelo.

Trona IKEA Antilop

Rebajas
IKEA ANTILOP - Trona con cinturón de...
  • -fácil de desmontar y llevar a lo largo.
  • trona -a hace que sea más fácil para los niños pequeños para comer en la misma mesa que los adultos, lo que les...

La trona de Ikea es la Antilop, una silla alta que permite que tu hijo esté sentado a tu altura suficiente a la hora de comer, con unas medidas de seguridad mínima para que no se resbale o se escabulla y se caiga. Sin más.

Es una trona de acero con revestimiento de poliéster, con plástico de polipropileno en el asiento y en la bandeja. Una vez que la tengas montada, un proceso que no es complicado, no se pliega, de manera que si quieres recogerla tendrás que volverla a desmontar. Puedes usarla desde que el bebe tenga unos seis meses, momento en el que se mantiene erguido cuando está sentado sin dificultad, y hasta que tenga tres años o alcance los 15 kilos.

Su diseño es simple y austero: asiento y bandeja blancas y patas en gris plata.

Características técnicas

trona ikea antilop

La trona tiene unas dimensiones de 56 x 62 x 90 cm, correspondientes al ancho, al fondo y a la altura. En concreto, el asiento tiene 25 x 22 x 54 cm, de nuevo, ancho, fondo y altura.

El peso máximo que soporta, decíamos, es de 15 kilos, y está hecha en acero con revestimiento de poliéster y plástico de polipropileno (no es una trona de madera, como algunos piensan). Al comprarla te vienen tres paquetes en uno, la bandeja, el asiento y las patas, y su montaje es sencillo.

Según indica la compañía en las instrucciones de mantenimiento, puedes limpiar la bandeja, el asiento y las patas con una solución jabonosa suave, y secar con un paño seco.

Aunque sea básica, eso sí, no deja de cumplir la normativa para garantizar la seguridad del bebé, de manera construida conforme a la norma EN 14988:2017, establecida por el comité europeo de normalización.

Precio y mejores tiendas donde comprar

La trona Ikea tiene un precio de menos de 20 euros, luego no vas a encontrar una trona más barata que esta.

Puedes comprar tronas de bebé Ikea en la misma página web de la multinacional sueca o en Amazon, donde también puedes ver las opiniones que genera.

Eso sí, cuesta un poco más en este segundo mercado online, pues roza los 28 euros. ¡Y si te llevas dos te sale más barato!

Rebajas
IKEA ANTILOP - Trona con cinturón de...
  • -fácil de desmontar y llevar a lo largo.
  • trona -a hace que sea más fácil para los niños pequeños para comer en la misma mesa que los adultos, lo que les...

Pros y contras de la trona de IKEA

La principal ventaja es su precio, pues es lo más barato que te puedes encontrar en el mercado: 19 euros.

Además, es fácil de montar y meramente funcional, así que estás pagando por un producto básico que seguro que vas a usar. Puede que si compras una trona convertible en pupitre tu hijo no acabe usándola en este segundo formato, y entonces tendrá el mismo uso que la trona ikea Antilop por bastante más dinero. Además, es muy fácil de limpiar.

La desventaja es, precisamente, lo básico que es el producto.

Tiene un tiempo de uso muy limitado porque no es una trona evolutiva, luego a nada que se quede pequeña no podrás realizar unos ajustes mínimos, sino que tendrás que desecharla.

Ni siquiera la puedes usar para la siesta posterior a la comida, porque no tiene es una trona reclinable, y tampoco podrás recogerla entre uso y uso para que ocupe poco espacio porque no es una trona plegable de Ikea. Es más, ese concepto ni siquiera existe.

En definitiva, la trona de ikea no es de madera, no es plegable, no es evolutiva y mucho menos es reclinable. Son todo falsos mitos.

Opiniones de la trona IKEA

trona ikea opiniones

Quien se decanta por la trona Antilop tiene muy claro lo que quiere y lo que el producto tiene que ofrecer. Siempre que las expectativas sean bajas, las satisface con creces, así que la trona Ikea tiene opiniones positivas en su mayoría.

“La niña ha usado la trona durante tres años. Es tan fácil de montar y limpiar y tan estable que acabamos comprando otra igual para la casa de los abuelos. Por el precio que tiene merecía la pena”.

“Nos ha encantado. Es práctica, cómoda y muy útil, y era todo lo que le pedíamos al producto”.

“Me gusta, entre otras cosas, porque es fácil de limpiar, pero considero que le hace falta una almohadilla para que el bebé gane en comodidad”.

Accesorios para la trona Antilop

La Antilop Ikea sí puede venir con otros accesorios que hagan que el bebé que se sienta más cómodo, como reclamaba la compradora anterior, pero vienen aparte. Esta opción tiene la ventaja de que solo gastarás en lo que realmente quiera, pero la desventaja de que puede encarecer el precio final hasta hacer que no merezca la pena comprarla, en comparación con otros productos más completos. Veamos:

  • Bandeja de trona Ikea. La bandeja de la trona Ikea está disponible como accesorio, así que puedes comprarla aparte para tenerla como segunda opción. El precio que te hemos dado más arriba, de 19 euros, incluye la trona y la bandeja, que normalmente se compra juntas. Pero también, como decimos, la puedes comprar aparte por solo cuatro euros.
  • Cojín de transporte. Es una pequeña colchoneta hinchable que puedes colocar en el respaldo y los laterales, para conseguir que el bebé gane en comodidad. De hecho, la puedes sacar de casa y usarla, por ejemplo, en las tronas de restaurante, ganando en estabilidad. El cojín solo se vende por cuatro euros.
  • Funda. El producto anterior viene sin funda, pero por cinco euros puedes comprar esta en gris y blanca, con la cremallera amarilla. Se puede lavar a máquina, secar en la secadora y planchar.

De esta forma, la Antilop con bandeja, el cojín de transporte y la funda harían un total de 28 euros. Sigue siendo un precio bajo para una trona de bebé, ¿no crees?

¿Recomendamos comprar la trona IKEA?

Si quieres gastar poco en una trona que permita a tu hijo está en alto y bien seguro para comer, sin más, las tronas baratas de Ikea son las tuyas. Pero es posible que te estés preguntando si, a medio plazo, no querrás que brinde alguna otra función, como la del reclinado o la regulación en altura, en cuyo te la desaconsejamos.

Al fin y al cabo, la única baza que juega Ikea es la del precio, que es muy económico. Pero desde 55 euros puedes encontrar tronas baratas y con más funciones en tiendas como Amazon.

Y hasta aquí nuestra guía de compra con opinión sobre la trona IKEA. ¿La vas a comprar?